Las vergüenzas del destino

Un recorrido por la ruta que cualquier turista hace en la Isla, desde su llegada al aeropuerto hasta su hotel y por las zonas de ocio y disfrute, evidencia deficiencias estructurales, de equipamiento, servicios y atención.

J.FEO, El Día Arona

Las vacaciones de cualquier turista que elija el Sur de Tenerife para pasar ese tiempo de descanso puede convertirse en una auténtica odisea desde su llegada al Aeropuerto Tenerife Sur-Reina Sofía, ya venga o no con un paquete vacacional comprado en origen. Una de las pocas diferencias que encontrará si tiene contratada las vacaciones es que le resultará fácil llegar al complejo alojativo que haya elegido, si tiene contratado el transporte. Si no fuera este el caso la situación se complica algo más.

Por un lado, si opta por subirse en un taxi deberá abonar entre 20 y 30 euros, dependiendo si su destino es Los Cristianos, Playa de las Américas o Costa Adeje. El precio variará según el número de maletas. Si emplea la línea 11 de la guagua, el ahorro será notable porque el billete cuesta 2,25 euros entre el aeródromo y Los Cristianos o la estación de Playa de las Américas. A partir de ahí, tendrá que buscarse la manera de llegar al hotel.

Otra posibilidad es alquilar un coche, pero la falta de una mejor señalización vertical dificultará el desplazamiento. De hecho, la única referencia que existe en la carretera de salida del “Reina Sofía” hacia la zona turística es Los Cristianos, pero no aparecen en ningún momento señalizaciones que indiquen Playa de las Américas y Costa Adeje. Por tanto, se corre el riesgo que el turista se pierda, a menos que cuente con un GPS a bordo del coche.

La entrada de la TF-1 puede ser impactante: primero, el carril de aceleración tiene un recorrido muy corto y, ya en la autovía, se encuentra la “bonita” estampa que forma el rosario de torretas de la línea de alta tensión colocadas en todo el trayecto de la autopista. Cuando por fin encuentra Los Cristianos, el visitante será consciente de que va en buena dirección para hallar su hotel. A la altura de la salida de la TF-1 está la primera indicación de Playa de las Américas, pero, curiosamente, Costa Adeje no aparece señalizado por ninguna parte.

La odisea para encontrar el hotel, una vez se abandona la autopista, puede también llevar horas dada la complejidad interna en la señalización. No es sorprendente las confusiones y enfados entre los turistas.

Falta de mantenimiento

Tras descansar, o no, el visitante decide salir. Aprovechando que hace buen tiempo y la temperatura acompaña opta por darse un baño en la playa y en este caso elige la zona costera de Costa Adeje, pues le han hablado de la excelencia del núcleo.

Comprueba que no hay suciedad por las calles, pero la falta de mantenimiento de jardineras es más que evidente, sobre todo de aquellos que no están junto al litoral, convertidos en espacios apropiados para colillas y cenizas. Además, otros jardines están completamente secos y hay arquetas abiertas a través de las que es fácil acceder a cables eléctricos.

Sigue el paseo y se da un baño en playa Fañabé. Desde el agua ve que en la parte alta hay un mirador, por lo que cuando termina de refrescarse decide desplazarse hacia este entorno y comprueba que las vistas son inmejorables hacia la zona turística. Ahora bien, mire con cuidado porque en el mirador los elementos de protección están desencajados y prácticamente en el aire, con lo que podría caerse desde una altura considerable.

Interesado, opta por hacer un recorrido por Playa de las Américas (Arona). Cuando deja el coche comprueba que la playa de Troya (Adeje) tiene un aspecto sin igual y decide tumbarse a tomar un poco el sol, nada más estar en su hamaca comienzan las molestias: por un lado, asiáticas ofreciendo masajes y, por otro, vendedores de frutas, refrescos, bocadillos y dulces intentando que se le compre su mercancía. Todo, “bueno, bonito y barato”, le dicen.

Olores nauseabundos

Nuestro visitante sale de la playa de Troya cansado de tanta molestia, por lo que va en busca de otra zona del litoral, en este caso de Arona. Sin embargo, desconoce que durante su trayecto hasta playa Honda le acechan nuevos inconvenientes.

El puente de madera colocado para salvar el barranco de Troya, límite natural entre los municipios de Adeje y Arona, tiene unas vistas inmejorables hacia un agua verde y empozada. Los relaciones públicas de los restaurantes y los vendedores ambulantes de relojes y gafas de sol son implacables. Lo peor está por llegar, porque a la altura de la zona de ocio nocturno del centro comercial Verónicas los olores son a putrefacción, nauseabundos. No extrañan los vómitos en el acerado.

Una vez se aleja del lugar observa un parque infantil en el paseo Francisco Andrade Fumero, que debido a su falta de mantenimiento presenta elementos rotos.

Prohibiciones sin respetar

Después de caminar un rato, llega a playa Honda y en esta franja del litoral aronero, menos masificado al alternarse la arena con los callaos, se observa un cartel del Ayuntamiento de Arona donde prohibe la música. Curiosamente, ningún bañista está con música pero se oyen canciones y la misma proviene de un chiringuito de playa, ubicado dentro del litoral.

Las horas pasan y llega la hora del almuerzo, decidiéndose por buscar un lugar en Los Cristianos (Arona). El turista lo primero que observa, si la salida la hace por la TF-1, es que las plantas que están en la entrada al núcleo costero son negras debido a la contaminación de los coches. Aparca donde buenamente puede y se dirige al frente marítimo, con aspecto de estar limpio. Todo hace presagiar que la tarde irá bien y se sienta a comer. Cuando ingiere el primer plato, otra vez los incansables vendedores ambulantes aparecen y llevarse una cucharada a la boca puede ser una odisea.

Después del postre, para hacer la digestión, la elección pasa por un paseo y comprueba que un chalet apuntalado y vallado afea la playa de Los Cristianos, la basura está por fuera de los contenedores y los bancos de la avenida de Suecia son para “gigantes” porque los pies no llegan al suelo, además de ser incomodos. Total, se vuelve al hotel a cenar en el buffet.

Una respuesta to “Las vergüenzas del destino”

  1. frangollo Says:

    El comentario ha estado mas que correcto para todo lo que se podía poner.Desde la falta de transporte publico del aeropuerto a los núcleos turísticos, ya sea al sur o al norte por la presión que ejercen los taxistas a estas iniciativas, véase que paso con el “aerobus” de titsa, nada conocido y sin indicaciones y horarios en las paradas. Cuando en Península y Europa tu decides el medio que te transporta a tu destino. Mala señalizacion, algunas en el suelo o tapadas y otras casi tan cerca del destino que te lo pasas. Entrada a Los Cristianos a oscuras…………., baches, grietas y señalizacion de peatones casi invisibles. Jardines que sirven para que cagen los perros(Hasta que no se multe por falta de llevar las bolsas y correa a los dueños esto no tiene remedio). Malos olores?, como no se recoje una vez al dia y por la tarde ya huele. Patrulla policial a pie?. Aceras negras? Obras inacabadas y con restos y agujeros?Restaurantes con malas pintas y olores, ¿solo se revisan los hoteles?, que son quienes mas cumplen, pero claro si se les multa pagan. Serían muchas cosas en las que los ayuntamientos tendrían que ponerse de acuerdo, ir de la mano, en vez de ocurrencias partidistas en cada ayuntamiento. Y gracias a que llegan los turistas………, cada vez menos, y es que el boca a boca funciona para lo bueno y para lo malo.Será el sur de la isla el próximo Puerto de la Cruz, en caída libre?. Ojalá me equivoque y solo sea un cabreo veraniego con los calores y olores que percibo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: