Oleada de robos de instalaciones eléctricas del Sur

Las pérdidas superan el medio millón de euros y en varias urbanizaciones de Adeje y Arona se sueldan las arquetas.

SIMÓN ZAMORA
Diario de Avisos ARONA

Los ladrones del cobre se extienden por toda España y ya han llegado al sur de Tenerife. Varias urbanizaciones se han quedado sin luz por los robos de cable sin que nadie se entere, que después se vende en algún sitio y posteriormente se revenderá con el correspondiente negocio. Mientras, los afectados tienen que gastar importantes sumas de dinero en reponer la red eléctrica para devolver la luz a las urbanizaciones a oscuras.

Los municipios más afectados son los que cuentan con mayor número de urbanizaciones en el sur de la isla, Arona y Adeje. En este último los robos han causado pérdidas que superan el medio millón de euros según han manifestado a este periódico varios afectados, que han presentado denuncias tanto en el Ayuntamiento de Adeje como en la Guardia Civil. Los robos más importantes, según los datos recabados por este periódico, se han producido en las urbanizaciones de La Caleta, en el Puertito y en el Barranco de Las Torres de Adeje, y en el Plan Parcial El Mojón, la zona que se encuentra entre Los Cristianos y el futuro hospital del sur en el municipio de Arona.

Durante los últimos seis meses se ha producido una “auténtica oleada de robos de este tipo en el sur de la Isla”, han denunciado un grupo de afectados a este periódico.

El valor del cobre

El cobre tiene un gran valor en el mercado negro y los denunciantes se quejan de que la Administración “no hace nada” por evitar el comercio clandestino de ese material. Está alcanzando altos precios y en las chatarras se paga hasta un euro por kilogramo.

Se han llegado a cometer robos incluso en alumbrados de autopista y el modus operandi suele consistir en que los ladrones se hacen pasar por operarios de empresas de mantenimiento mientras roban los cables del tendido eléctrico. Después los queman para extraer el cobre.

Los damnificados por estos robos en el sur de la Isla solicitan a las diferentes administraciones que tomen cartas en el asunto con medidas contundentes, pues de lo contrario el alumbrado público irá desapareciendo paulatinamente de muchas zonas al “no estar dispuestas las promotoras privadas a soportar esta sangría económica”. Incluso se ha dado el caso de que un cable repuesto por la mañana ha sido robado otra vez esa misma noche, aseguran varios perjudicados.

Los afectados

Los principales afectados son las empresas de suministro eléctrico, Endesa principalmente, promotores privados y ayuntamientos. “Aunque se ha producido alguna detención el nefasto funcionamiento de la Justicia hace ineficaz y poco significativa la actuación de las fuerzas de orden público”, señalan los denunciantes de estos robos a DIARIO DE AVISOS. La Guardia Civil detuvo en abril a cuatro personas en el municipio de Adeje, “pilladas in fraganti” mientras quemaban el plástico que recubre el cable eléctrico para obtener el cobre, aunque este tipo de delitos han continuado produciéndose.

El robo del cable de un alumbrado público instalado supone unos daños cercanos a los 80.000 euros y el autor material del delito gana aproximadamente unos 1.000 euros, aseguran algunos damnificados por las extracciones del cableado.

Este periódico ha consultado a los responsables públicos de los ayuntamientos de Arona y Adeje y ya están pendientes de este tipo de delitos.

El concejal de Seguridad Ciudadana de Arona, Manuel Reverón, indicó que en su municipio, en las redes eléctricas públicas, se ha procedido a soldar las arquetas para evitar las sustracciones de cable del alumbrado público. Decenas de miles de usuarios del acceso a Los Cristianos se quedaron sin luz en esta vía pública como consecuencia de uno de estos robos de cableado para extraer cobre.

Desde el Ayuntamiento de Adeje indican que también están trabajando en el asunto, aunque aclaran que se trata de una competencia de los cuerpos de seguridad del Estado.

En la Asociación de Empresarios de Instalaciones Eléctricas y Telecomunicaciones Tinerfeñas (Asinelte) también están sufriendo las consecuencias de esta oleada de robos de cable. Su presidente, Julián Santos, ha manifestado que existe una gran preocupación de los instaladores por las pérdidas causadas por este tipo de robos. De hecho, sus gastos se han incrementado porque hay que contratar vigilancia privada por las noches para que no se lleven los cables.

Hace unos meses los representantes de este colectivo y de los chatarreros autorizados se reunieron con el subdelegado del Gobierno en Santa Cruz de Tenerife, José Antonio Batista, para plantearle los graves perjuicios que está causando el robo de cables al sector. “Muchas empresas no están autorizadas a recibir cobre y nos han dicho que se está haciendo un seguimiento”, comentó Santos a DIARIO DE AVISOS. Incluso se hacen controles para chequear vehículos que se dirigen a polígonos industriales. Los instaladores eléctricos acordaron con la Subdelegación del Gobierno enviar copias de las denuncias que se presenten por robos de cable para continuar realizando el seguimiento de estos delitos.

“Durante los últimos seis meses se han producido bastantes robos de este tipo”, asegura Santos, quien comenta la anécdota de que en un barrio del municipio de Arona los vecinos llamaron preguntando el motivo de que no hubiera luz por la noche si habían estado reparando las instalaciones por la mañana. Pues resulta que no eran instaladores, sino ladrones de cable para obtener cobre. “Van con su mono azul y su coche blanco como si fueran electricistas”, indica el presidente de este colectivo, que se lamenta de los costes económicos en el sector, y no sólo por los robos de cable sino también por el trabajo perdido.

Una de las soluciones que se han adoptado ha sido reforzar las arquetas, con arena y cemento en el interior, lo que además evita averías provocadas por las ratas, y soldaduras en el exterior. Así es más difícil robar los cables. Otra medida que ya se está realizando consiste en utilizar aluminio en vez de cobre, pues es más barato y aunque se necesiten cables de mayor diámetro también es un buen conductor eléctrico. La Consejería de Industria del Gobierno de Canarias ya ha dado los permisos para emplear aluminio en las instalaciones, asegura Julián Santos, con la ventaja de que ese material no lo robarán.

El cobre, en cambio, sí es rentable para los ladrones de cables, y en tan solo tres robos que conoce Santos se han producido unas pérdidas de alrededor de 100.000 euros.

Y hay zonas en las que ni siquiera se repone porque saben que lo van a volver a robar por la ausencia de vigilancia, como es el caso de las urbanizaciones que todavía no se han edificado.

El intrusismo

Celio Rodríguez es directivo de la Asociación de Empresarios Recicladores de Siderometalurgia (AERS) y se queja del intrusismo que existe en el sector. “Mucha gente compra el cobre, lo mete en un contenedor y lo manda a la Península”, explicó Rodríguez. Para evitar esta situación los empresarios recicladores se han reunido con los responsables de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife para que “sólo las empresas autorizadas por el Gobierno de Canarias para gestionar residuos puedan exportar cualquier clase de material a la Península”. Aunque eso no se podrá controlar hasta que el puerto tenga el escáner, aclara este directivo de AERS.

Las empresas recicladoras que están en regla tienen que entregar al Cuerpo Nacional de Policía unos registros mensuales de todo el material que han recibido y de las personas que lo han vendido.

La Asociación de Empresarios Recicladores ha mantenido reuniones con el colectivo de instaladores tinerfeños y con la policía para buscar el mejor sistema de información que permita detener a los infractores. “Nosotros somos los primeros interesados en que no nos vengan a vender algo robado”, señaló Celio Rodríguez.

Los colectivos afectados ya se han puesto manos a la obra para evitar los costosos robos de cableado eléctrico y se han planteado posibles soluciones. Ahora hace falta que se lleven a cabo medidas eficaces lo antes posible porque de lo contrario los ciudadanos de una urbanización se pueden encontrar sin luz en sus viviendas o en sus calles porque les han robado los cables.

Una respuesta to “Oleada de robos de instalaciones eléctricas del Sur”

  1. margarita Says:

    Es normal que los ladrones se apoderen de lo ajeno con suma facilidad puesto que durante todo el verano no hemos visto por las urbanizaciones ni a un coche de la local de Adeje. ¿ Como se les ocurre disfrutar de las vacaciones el mismo mes y mas aún cuando mas turistas llegan? Incomprensible por parte de la concejal de seguridad.Se diría que protejen a los delincuentes y criminales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: