Miguel Ángel Méndez, concejal franquista de Cultura de Arona y rottweiler político

Teníamos nuestras dudas, pero ya han sido totalmente despejadas. Y duele comprobar que sucede cerca de casa, de nuestras vidas, aquí mismo. Nadie se puede llevar a engaño. Los nacionalistas tinerfeños son la expresión de la oligarquía de siempre, de los señoritos, los propietarios, los caciques, los que hace más de cuarenta años paseaban vestidos de negro por los pueblos y mandaban a pasear a los rojos, a los izquierdosos de mal vivir, a los comunistas y leninistas, como dice un viejo trasnochado que, desgraciadamente, es secretario general de un partido. Ha cambiado el escenario, pero estamos en lo mismo, aunque sin fusilamientos reales, aunque ellos practican otros igual de efectivos. La democracia está desaparecida en Arona. Y está porque la gobierna un político mesiánico, populista, un tirano, que se cree imprescindible y que no duda en usar cualquier método para seguir en el poder y lo decimos, cualquier método, por muy chungo o ilegal que parezca. Y lo peor es que siempre encuentra gente para hacerlo, para que se lo hagan, para ayudarlo. Y uno de los pilares de este régimen fascista que anida como un mal bicho en este municipio es tener controlado el movimiento vecinal, impedir que la voz del pueblo sea libre y se pueda expresar con claridad. Y en eso ponen todos sus esfuerzos. Pero afortunadamente el pueblo es grande y extenso y pueden florecer personas y colectivos que no se dejen mangonear por estos politiquillos de tres al cuarto. En este caso hablamos de la asociación de amigos de Los Cristianos, que el otro día quiso organizar un debate claro sobre el PGO y sentar tanto al abogado Felipe Campos como al alcalde y a su concejal de Urbanismo y que ambos contasen lo que tenían que contar sobre esta batalla. Y se desencadenó la tormenta perfecta. Caballo Loco jamás quiere tener delante un espejo que lo descubra, que lo ponga en evidencia. Necesita a su corte de adulones políticos y mediáticos para enfrentarse a alguien, pero jamás lo hará cara a cara y menos con el pueblo mirándolo. Pero en este caso, ni siquiera dio la cara sino mandó a uno de sus perros políticos, a un comisario, el concejal de Cultura, más preocupado de llegar a tiempo a meter las pelotas de golf en el agujero 18, que de gestionar su departamento, el cual se metió en una vereda salvaje de tiranía y de comportamientos antidemocráticos, saboteando y sobre todo abusando de su poder un acto organizado por esta asociación, extralimitándose y demostrando quien realmente gobierna este pueblo. Son unos miserables, incapaces de pelear limpiamente, como hombres. Prefieren la oscuridad, la mentira, el engaño, el matonismo a traición. Unos políticos mierdosos, innobles y mentirosos. Y eso que los afectados no cuentan con detalle todo lo que salió de la boquita fascista del concejal de Cultura. En fin, esperemos que los vecinos sepan que en el 2010 los gobierna una peña que se levanta todas las mañanas a cantar el Cara al Berto, con los presupuestos nuevos que tú elaboraste con Marichal y Pedro Suárez, jefes del Tercio y de Escuadra, de rodillas que es la única posiciòn que entienden. Pero su tiempo se acaba. Los estamos acechando. Te veo, Caballo Loco, te veo.

El Digital de Canarias.net

http://www.eldigitaldecanarias.net/opino.php?idn=41843

Una respuesta to “Miguel Ángel Méndez, concejal franquista de Cultura de Arona y rottweiler político”

  1. Candelaria Says:

    Buen artículo. Más claro imposible.
    Saludos de una vecina de Los Cristianos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: