Los recortes amenazan de muerte los servicios insulares de Infancia y Familia

Unos 70 trabajadores de las cinco ONG que se ocupan de varios programas con menores y sus familiares desde 1997 temen recibir en breve la carta de despido que ya les han confirmado tras saberse que los convenios no se renovarán. La consejera de Bienestar Social aún confía en evitarlo con las transferencias regionales.

ÁLVARO MORALES, El Día Tenerife

El futuro de la Unidad Orgánica de Infancia y Familia del Cabildo tinerfeño parece cada vez más difuso o inexistente. Los crecientes recortes generalizados en las administraciones amenazan de muerte el mantenimiento de unos programas y servicios que, desde 1997, de forma paulatina y en función de la Ley aprobada ese año, hicieron avanzar de manera exponencial unas prestaciones con menores y familiares que, hasta entonces, dependían mucho más de la visión asistencialista, de beneficencia y voluntariado del régimen franquista y primeras décadas de la democracia.

Así lo denunciaron ayer a EL DÍA varios portavoces de los 70 trabajadores que pueden perder su empleo si desaparecen estos programas en 2011, que desarrollan en la Isla un total de cinco ONG (Irisada, Asociación Solidaria Mundo Nuevo, Opción-3, Asociación de Cooperación Juvenil San Miguel y AKI).

Estos empleados temen que, en los próximos días, reciban la carta de despido, que, según les consta, ya está confirmada desde la notificación por parte del Cabildo a las distintas entidades y empresas que desarrollan estos proyectos de que no se renovarán los diferentes convenios, que cada año expiran el 31 de diciembre.

De ser así, los trabajadores se movilizarán en defensa de sus puestos, pero también para concienciar a la sociedad de lo que representaría la pérdida de estos programas y difundir la labor realizada. Según recalcan, “sería un retroceso en política social de más de veinte años. Es como volver a la prehistoria de los Servicios Sociales”.

Estos programas benefician a unas 2.500 personas, entre menores, familiares y los técnicos de los centros o consistorios, “que rechazan abiertamente la posible desaparición”, según los empleados.

En la actualidad, se trabaja con 454 menores en régimen de acogimiento residencial y sus familias en pro de lograr la reunificación familiar y atender las necesidades especiales que presentan, “generadas por la situación de separación o por secuelas de los malos tratos sufridos”. En otros casos, y según explican los trabajadores, la finalidad pasa por promover su autonomía y emancipación.

Esta unidad también atiende a 30 menores en riesgo y sus familias, con los que se intenta que no tengan que salir de sus entornos, “desarrollando un trabajo preventivo en colaboración con los municipios de la Isla”.

Según sus cálculos, en torno a 500 técnicos de los centros de menores y de los municipios se benefician de las acciones de asesoramiento y formación de esta unidad. Sus profesionales son trabajadores sociales, psicólogos, pedagogos y psicopedagogos, que en unos días pueden verse en las listas del paro tras años de trabajo y logros sociales.

La visión del Cabildo

La consejera de Bienestar Social del Cabildo, Cristina Valido, no se mostró ayer tan pesimista, aunque sí admitió que este año la situación se ha agravado más que en ejercicios anteriores, que ya fueron bastante difíciles. De hecho, confirma que su área ha tenido que avisar a las “ONG y empresas” que se encargan de estos programas (recalcando que no sólo son Organizaciones No Gubernamentales) de que, de momento, los convenios no se renovarán por falta de dinero para poder avisar a los trabajadores con 15 días de antelación y evitar posibles demandas. No obstante, subraya que aún confía en que, con el cierre del presupuesto regional, haya transferencias que permitan evitar la desaparición en 2011.

Valido explica que, desde hace dos años, la partida con la que se contaba para esta unidad, de 2,5 millones, dejó de ser nominal y se redujo hasta los 1,7 millones. De todos modos, y según resaltan también los portavoces de los trabajadores, se han mantenido hasta ahora las prestaciones haciendo un esfuerzo de gestión y con una mínima reducción del 5% del personal. El dinero, según Valido, fue derivado de diversas modificaciones presupuestarias.

La consejera lamenta la situación, insiste en que obedece sólo a la crisis económica y los recortes y señala que deben priorizar y que hay programas que, sin restar importancia a estos, tenían preferencia por ser más imprescindibles, como los centros de menores.

Los empleados, por su parte, consideran que este tipo de situaciones evidencian cuáles son las verdaderas prioridades políticas de los partidos que gobiernan y dónde se prefiere recortar, por lo que lucharán para evitar el desmantelamiento.

Una respuesta to “Los recortes amenazan de muerte los servicios insulares de Infancia y Familia”

  1. ajml Says:

    Para los trenes y demás despilfarros, hay dinero de sobra… menuda panda de sinvergüenzas que tenemos en la política canaria…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: