Cinco municipios comienzan a mancomunar servicios y recursos

San Miguel de Abona, Vilaflor, Granadilla, Arico y Fasnia se unen para lograr rebajar costes en servicios comunes y tener más peso en el ámbito insular a la hora de pedir subvenciones y ayudas a administraciones supramunicipales.

J.FEO, El Día Granadilla

El convento San Luis Obispo del casco urbano de Granadilla de Abona acogió en la mañana de ayer la primera reunión de los alcaldes y concejales de los cinco municipios, desde Fasnia a San Miguel de Abona, que integrarán la futura Mancomunidad del Sur de Tenerife.

La sesión, que se configuró como un nuevo paso para poner en marcha dicha iniciativa, sirvió para acordar que los estatutos del futuro órgano deberán estar elaborados en un mes, y posteriormente deberán ser aprobados por los correspondientes plenos municipales.

La iniciativa permitirá “mancomunar recursos y servicios, tales como la gestión de residuos, agua, ganadería y agricultura de la comarca”, comentó el alcalde de Vilaflor, Manuel Fumero, quien añadió que también favorecerá a la puesta en marcha “de planes de empleo”.

Al respecto, el alcalde sanmiguelero, Víctor Chinea, añadió que desarrollar una iniciativa de estas características “servirá para tener más peso a la hora de reclamar ayudas y subvenciones a administraciones supramunicipales”.

De hecho, Chinea resaltó que es necesario que la comarca de Abona tenga una mayor atención “porque nos tienen abandonados” las distintas instituciones.

La mancomunidad es, por tanto, una “buena idea y permitirá que Granadilla, San Miguel, Arico, Vilaflor y Fasnia comiencen una andadura con criterios de eficiencia, obteniendo mejores prestaciones de los servicios a un menor coste para los vecinos”, señaló la alcaldesa granadillera, Carmen Nieves Gaspar.

Discrepancias y temores

Asimismo, coincidieron en que la futura mancomunidad “no puede estar politizada. Si queremos que funcione, debemos quitarnos la máscara partidista, ya que cuando se politice la idea fracasará”.

Sin embargo, la reunión a dos meses de la cita electoral levantó la inquietud de numerosos concejales, como el propio alcalde de Vilaflor, Manuel Fumero, y del jefe de la oposición de Granadilla de Abona, Jaime González Cejas, quienes entendían que el encuentro celebrado ayer en el convento franciscano debería haberse pospuesto hasta después de la constitución de las nuevas corporaciones locales. González Cejas también teme que la mancomunidad, tal y como está configurada, no pueda cumplir con sus objetivos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: