La falta de funcionarios satura el Palacio de Justicia de Arona

NICOLÁS DORTA | Diario de Avisos Arona

El Partido Judicial de Arona abarca Guía de Isora, Santiago del Teide y Adeje, además del municipio turístico donde se ubica. En el Palacio de Justicia, inaugurado en 2006 en Playa de Las Américas, trabajan alrededor de 150 personas en un total de diez órganos judiciales: cinco Juzgados de Primera Instancia, que llevan asuntos civiles exclusivamente; cuatro Juzgados de Instrucción, donde se tratan asuntos penales, y el juzgado especializado en Violencia sobre la Mujer.

Cada día acuden cientos de ciudadanos a resolver sus causas con la administración de justicia, pero actualmente se hacen demasiado largas, por la falta de personal, sobre todo en el Decanato, el departamento básico, por donde entra toda la documentación, que se acumula en el suelo, según ha podido constatar DIARIO DE AVISOS.

Esta situación actual provoca que resolver una citación, y por lo tanto un juicio, o cualquier otra cuestión relacionada, tarde meses, en la mayoría de los casos, cuando podría agilizarse con más personal. Así, el ciudadano es el peor parado. “Éste tiene su derecho a ser atendido como es debido por esta administración y con la saturación todo se retrasa”, afirma el magistrado juez decano de Arona, Nelson Díaz Frías, al frente de Juzgado de Instrucción Número 2 y quien no tiene reparo en explicar el funcionamiento del lugar donde trabaja a diario.

En el Decanato se centralizan todos las demandas que van a los diez juzgados. “La situación es precaria en cuanto a los funcionarios”, dice Frías. La plantilla son tres personas, “poquísimos”, matiza, y ocasionalmente acude un funcionario de refuerzo. Allí se registra toda la documentación, se reparte para los juzgados en todos los procedimientos. Además es una oficina de información a los profesionales: letrados, procuradores, vienen a preguntar en qué juzgado está una u otra demanda, lo que multiplica la tarea. “Es mucho lo que ofrece”, comenta Frías , quien se queja de la situación que se vive en Arona si se compara con La Laguna. Se explica: “Ambos partidos judiciales tenemos diez juzgados y su Decanato tiene seis funcionarios en plantilla, esto no puede ser, afecta al ciudadano y a los profesionales, atrasa los procedimientos”. “Mientras haya cuatro personas fijas más o menos vamos tirando, pero es raro que estén por bajas, libranzas, vacaciones, y el trabajo se acumula”, señala.

Al respecto, el juez ha llegado a dirigir escritos a la Dirección General de Justicia del Gobierno de Canarias y no ha obtenido respuesta. “No sé si serán motivos presupuestarios pero la Dirección General tiene perfecto conocimiento”, asegura. “Hay atascos y dilaciones indebidas en los procedimientos”, comenta el magistrado.

Más juzgados y abogados

La carga de cada juzgado es “muy difícil de llevar”, afirma el juez decano de Arona. Hasta hace un año cada uno de los juzgados asumía tanto los asuntos civiles como penales. Ahora sólo cinco juzgados llevan civil y cuatro penal. “El problema es que hasta hasta hace poco más de un año todos las demandas civiles se repartían entre ocho o nueve , y ahora sólo hay cinco”, indica Nelson Frías.

Esta separación no ha acarreado la creación de nuevos órganos judiciales y de nuevo llega la saturación. “Al menos sería necesario uno o dos de Primera Instancia, que son los que más estancados están en este sentido”, sugiere el juez.

Con la crisis, más asuntos

La crisis ha hecho que las demandas civiles se hayan disparado, han aumentado las reclamaciones de deudas, los impagos, los pleitos entre empresas o particulares, pagarés, demandas por cláusulas abusivas bancarias. Esto supone otro giro de tuerca más sin que haya respuesta por parte de las administraciones competentes, que “no le dan el tratamiento a Arona que se merece, por su importancia socioeconómica de este territorio y su población”, comenta Nelson Díaz. “No hay correlación con otras poblaciones como el Puerto de La Cruz que en nueve kilómetros cuadrados tiene tres juzgados de Primera Instancia e Instrucción”, argumenta.

Asimismo, hasta hace un año y medio se mandaban tres abogados del turnos de oficio. De estos tres uno iba al Juzgado de Guardia, el segundo al de la Violencia Sobre la Mujer y el tercero iba al resto. Esto se ha recortado y sólo hay dos letrados, en los dos primeros casos.

La consecuencia es que los ciudadanos deben esperar horas para un abogado de oficio “y muchas veces le tenemos que decir al ciudadano que se vaya y le damos cita para otro día”, dice el decano . Esto es otro perjuicio para el vecino, que paga siempre la peor parte.

Forenses

Otra de las demandas de este Palacio de Justicia de Arona son más médicos forenses. Actualmente trabajan cuatro profesionales aunque el Instituto de Medicina Legal se ha comprometido a incorporar un facultativo más. “Como mínimo debería haber cinco, que es el compromiso al que se llegó ”, explica Frías. La falta de forenses es a su juicio “un tema crónico”. Desde que llegó en 2006, un año antes de ser decano, Nelson Díaz siempre ha visto que la situación de los forenses en Arona ha tenido este problema”. “Estos profesionales tienen un papel fundamental, pues no sólo se encargan de analizar cadáveres, sino también a personas que han sufrido una lesión, menores de edad, verificar si una persona detenida está en condiciones de declarar o no”, indica Frías. “Necesitamos un forense más y algún titular, pues los que están son sustitutos, sin poner en duda su capacidad profesional”, añade el juez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: